Los manjares

Los bichos son el atractivo de estas salsas

Chilmamolin es una marca de salsas artesanales que ha conquistado a muchos paladares en muy poco tiempo.

Se trata de una combinación de sabores prehispánicos y que al fusionarlos crean delicias únicas. Al día de hoy ya cuenta con más de 14 variedades; sin embargo, Adrián Montes de Oca Reyes, su creador, diario está ideando propuestas nuevas.

Adrián descubrió su pasión por la cocina desde muy temprana edad. Me cuenta que por puro gusto es él quién prepara de comer en las reuniones familiares.

Chef Adrián Montes de Oca Reyes / Foto: Foodphotopelcastre

Chilmamolin inició gracias a la gran inquietud que tenía Adrián por crear algo delicioso, que le gustará, y, además, le retribuyera económicamente. Fue así que comenzó haciendo salsas con arándanos, y su primer punto de venta fue la tortillería de su colonia. La primera vez que ofreció su producto, me cuenta que, con una cara de incredulidad, los encargados le dijeron que podía dejar sus salsas, pensando que quizás no se venderían. No obstante, la sorpresa fue que se le vendieron todas, sin mencionar que cada vez era más solicitado sus delicias. Adrián también hacía entregas a domicilio, principalmente a vecinos, quienes, de boca en boca, lo fueron recomendando, logrando así un mejor alcance.

Salsa de arándano / Foto: Foodphotopelcastre

Al ver que a los vecinos, amigos y familiares les gustaban mucho sus salsas, decidió crear una marca, y empezó a buscar un nombre que lo identificará: “Yo quería un nombre armonioso, que se escuchara bonito y tuviera un buen significado. Me puse a estudiar palabras en Náhuatl y terminé haciendo una combinación de ellas. Me decidí por Chilmamolin, ya que es una palabra compuesta que en su conjunto significa la madre de todas las salsas”. Comenta Adrián.

La salsa de arándano es la más solicitada, pero te recomendamos ir más allá y atreverte a probar otras creaciones, como, por ejemplo, salsas elaboradas con cebolla ahumada, xamues, chapulines al tamarindo, alacrán con café y cacao, chimichurri con escamoles, chinicuil, chapulines con chiltepín, por mencionar algunas.

Existen tres tipos de presentaciones: De 100 gramos o 200 gramos para el hogar y 500 gramos para eventos o centros de consumo.

Cabe mencionar que además de salsas también hay mermeladas, sal prehispánica, conservas y aderezos.

No te quedes con el antojo y haz tu pedido en nuestra tienda en línea.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.