Los manjares

Nixcome, una tortillería de maíces criollos

Además de ser una de las principales fuentes de ingreso al campo mexicano, el maíz tiene un gran valor cultural, social, simbólico y nutricional, por eso, en una mesa mexicana nunca hace falta un kilo de tortillas a la hora de la comida.

Según datos oficiales de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, México cuenta con 59 variedades de maíz criollo únicas, es decir nativas y contamos con 64 variedades en total de este grano.

Con el fin de seguir rescatando sus raíces, Montserrat Vázquez, maestra tortillera y nieta de Doña Francisca González, productora de maíz criollo, funda Nixcome, una tortillería artesanal en la que además pone en práctica su creatividad, sigue con la tradición familiar y crea una fuente de ingreso.

“La idea de este proyecto nació en 2019 y a principios de 2020 lo materialice junto con mi familia”, comenta Montserrat.

Montserrat Vázquez, fundadora de Nixcome / Fotos: Cortesía Nixcome

Ella creció en medio de mujeres en las que cuya vida siempre ha girado en torno al maíz, su abuela Francisca originaria de San Mateo Ixtlahuaca en el Estado de México se ha dedicado por años a la siembra de este producto, al que la señora llama maíz marzo por sembrarlo durante ese mes.

Doña Francisca con la ayuda de sus hijas, nixtamalizaban y elaboraban tortillas producto de la cosecha y las vendían en la Central de Abastos de Toluca, junto con otros alimentos que brinda la milpa como calabaza, habas, huitlacoche, verdolagas y una variedad de quelites a los que ellas llaman manojeo.

Gorditas/ Fotos: Cortesía Nixcome

Inspirada en su familia y en la belleza de la naturaleza que la rodeaba, Montserrat tomó la decisión de estudiar gastronomía, en el Instituto Corbusé. “A mí lo que más me llama la atención es la estética, me fijo mucho en la presentación de los platillos y cuando pensé en la elaboración de tortillas, me las imagine bonitas y bien hechas para que le dieran un toque diferente a mis platos”, platica Montserrat.

Cuándo terminó su carrera se dedicó un tiempo a ofrecer servicio de catering, empezó a elaborar sus propias tortillas y aunque al principio se le quebraban no desistió y mejoró su técnica, su objetivo era embellecer sus platillos, como esos moles ancestrales que preparan sus abuelas y tías pero con tortillas estéticas que brindaran un toque diferente a cada guiso y lo logró, con la práctica se fue enamorando de los resultados y así fue como nació la idea de Nixcome.

Tlacoyos / Fotos: Cortesía Nixcome

“La palabra Nixcome tienen mucho valor sentimental, pues en la comunidad mazahua a la que pertenece mi abuelita le llaman nixcome al nixtamal y recuerdo que cuando mi hermana y yo éramos niñas y la íbamos a visitar, mi abue nos levantaba temprano y nos decía que teníamos que ir a bolear el nixcome o entraba a la cocina y les preguntaba a mis tías, que sí ya habían puesto el nixcome, entonces es más como parafrasearla a ella y recordarla con esa palabra”, recuerda Montserrat.

Aunque, etimológicamente nixcome viene de la palabra nixcomil que significa olla de barro con agua de cal para cocer al maíz.

Actualmente Nixcome ofrece tortillas de maíz blanco, rojo, azul y bicolor, gorditas de frijol, requesón, queso y chicharrón, sopes de maíz blanco, azul y con nopal, tostadas, galletas, tlacoyos y productos de temporada de la milpa.

Sopes / Fotos: Cortesía Nixcome

Valor Nutrimental

La tortilla de maíz criollo 100% nixtamalizado es un súperfood del que casi nadie habla, es un alimento rico en antioxidantes, calcio, fósforo, potasio, magnesio, ácido fólico y vitaminas A, B1, B2, B3 y C.

El proceso de nixtamalizar rompe las proteínas del maíz que el cuerpo no puede procesar, aumenta la biodisponibilidad de aminoácidos, de fósforo, calcio de fibra soluble y almidón resistente; también disminuye el ácido cítrico mejorando con ello la absorción de minerales.

¿Por qué comprar tortillas de Nixcome?

Si tu tortilla no es 100% nixtamalizada seguramente estás comiendo una tortilla chatarra. La materia prima, o sea el maíz criollo, proviene de la comunidad mazahua de San Mateo Ixtlahuaca en el Estado de México, exactamente de la milpa de Doña Francisca González y milpas aledañas.

“Estamos felices de ser tus aliados en este proceso de cambio que nos obliga a todos a poner más atención en los alimentos que consumimos y regresar al origen; queremos que todos los días comas delicioso y tengas la confianza de que estás nutriendo a tu cuerpo”. Son algunas de las palabras que vienen adjuntas en la entrega de las tortillas.

DÓNDE CONSEGUIRLAS

Sus ventas son directamente a través de las redes sociales de Nixcome, también las puedes conseguir en la tienda en línea de Santos Manjares dando clic aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.