Al dente

Agualumbre, un viaje de sabor por México

Agualumbre es la nueva propuesta gastronómica en la Ciudad de Puebla, de uno de los chefs más exitosos de México, el oaxaqueño, Alejandro Ruiz.

“Con la llegada de Agualumbre a Puebla pretendemos sumar y multiplicar, no venimos a encontrar el hilo negro, porque el reto es seguir aprendiendo y compartir los sabores de México”, comenta el chef.

Salón principal / Foto: Brenda Vega

Para el Alex Ruiz, la gastronomía es símbolo de unión, es donde convergen la historia, la cultura y nuestras tradiciones culinarias, es por eso que Agualumbre es un punto de encuentro de los sabores de México en Puebla.

El nombre del restaurante es una palabra compuesta por dos elementos vitales en la cocina, el primero es el agua poseedora de vida y el segundo es el fuego, en este caso la lumbre, sin la cual sería imposible cocinar.

Estantería Lotería Nacional / Foto: Brenda Vega

El diseño de interior corrió a cargo del arquitecto Jorge Campos, quien creó un espacio amplio, de techos altos y con un enorme árbol en medio del salón principal que crea una sensación de estar en la naturaleza, junto con sus mesas de madera, mucha luz natural y una bella terraza.

A la entrada Agualumbre te recibe con estanterías en las que reposan figuras típicas de la lotería mexicana, un juego de mesa que nos ha dado identidad por décadas; este es un espacio muy instagrameable.

Tostada de pulpo / Foto: Brenda Vega

Su menú es un viaje por todo México, de norte a sur, el chef Alex Ruiz con toda su experiencia y talento, representa platillos tradicionales como la cochinita pibil de Yucatán, enchiladas de mole negro oaxaqueño, atún, almejas y ostiones de Ensenada, platos de temporada como el chile en nogada y en general preparaciones con productos mexicanos de mar, de tierra y de desierto.

Mi experiencia comenzó con un diablito, elaborado con Jamaica, fresa, licor Ancho Reyes y mezcal, un cóctel de bienvenida que dio paso a un aguachile rojo de callo de hacha y camarones en jugo de limón, aceite de oliva, orégano, chiles en polvo endémicos de Oaxaca, pepino persa, aguacate, rábano y cacahuate tostado.

Pescado / Foto: Brenda Vega

La cocina se divide en tres, por un lado, hay una barra fría de pescados y mariscos donde podrás disfrutar de platillos como una lonja de lobina en adobo de barbacoa con hoja de aguacate y recado negro, variedad de ceviches, aguachiles y tostadas; luego hay una barra calientes especializada en asados que ofrece por ejemplo, costillar de jabalí rostizado al carbón, chamorro de cordero ahumado, rostizado en cocción lenta; y la cocina principal donde se ejecutarán guisos representativos del país.

La escena gastronómica de México está a la altura de cualquier otra en cualquier parte del mundo”, asegura el chef Alex Ruiz.

También hay desayunos, en los que ofrece, por mencionar algunos, enfrijoladas con tazajo y hoja de aguacate, enchiladas de mole poblano, chocolate caliente oaxaqueño, bebidas tradicionales.

En su barra de bebidas podrás degustar variedad de cócteles de autor con técnicas ancestrales como las que se preparan con toques de maíz tatemado, además de una excelente selección de mezcales, vinos mexicanos, licores y otros destilados.

Para terminar la experiencia te recomiendo darte una vuelta por su speakeasy para seguir disfrutando al ritmo de jazz y blues en vivo.

Dirección: Boulevard Atlixcáyotl 1499, Zona Angelópolis. 

Deja un comentario