Los manjares

De la vista nace el antojo

Muchas veces hemos oído hablar que una imagen vale más que 1000 palabras o que de la vista nace el amor, estos dos dichos también aplican en la fotografía gastronómica pues de ella depende que el comensal se dé una idea de lo que está hecho un platillo y de que se le antoje o no.

Uno de los sentidos más importantes en la comunicación es la vista, antes de comer los alimentos, los vemos, es decir, primero los probamos con los ojos he inmediatamente mandamos órdenes al cerebro para querer probarlo todo o no.

Pulpo a las brasas / Fotografía: Cortesía Alfredo Pelcastre

El objetivo de la fotografía de gastronomía es el de proyectar la mejor y más apetecible imagen de los platos de un restaurante o de lo que estamos comiendo para incentivar a la gente a que vaya a probarlos.

Desgraciadamente muchos restaurantes no se toman este asunto muy en serio, por muchas cuestiones, pero metodológicamente valen la pena los resultados y más hoy en día en el que toda la comunicación es visual a través de dispositivos móviles.

Para lograr imágenes respetables de comida, no necesitas tener una maestría en comunicación visual, ni una cámara de última generación o luces de estudio, Alfredo Pelcastre fotógrafo profesional desde hace más de 20 años te invita a vivir experiencias gastronómicas a través de la lente.

“Para tener una buena imagen hay que destacar las principales características del producto o en su defecto, de un platillo, en este caso, respetando el lienzo (plato del chef) pero enriqueciendo el contexto yendo más allá de su mismo registro por sí solo”. Argumenta Alfredo.

Tomar buenas fotografías de comida ayuda a conectarte con las personas, ya sea público, lectores, comensales o clientes, para obtenerlo no basta con tener buen ojo, hay que contar historias.

Postres /Fotografía: Cortesía Alfredo Pelcastre

Alfredo nos recomienda tres puntos básicos:

1.- Tener una buena iluminación, en caso de no contar lámparas profesionales buscar la mejor luz natural y momentos durante el día.

2.- Punto de vista, se refiere al lugar donde te vas a colocar para retratar tu objetivo y esto depende mucho de las carteristas de tu platillo.

3.- Tener un buen fondo, si estas en un restaurante puede ser la mesa, la barra, una pared e incluso el piso.

Si quieres saber más, no te pierdas “De la vista nace el antojo” una experiencia gastronómica de la mano del fotógrafo Alfredo Pelcastre, dirigida a todos aquellos interesados en la fotografía como modelo de negocio; estará llena de tips prácticos que van desde la iluminación de diferentes productos hasta el estilismo de alimentos.

Si estás interesado en fechas, costos y conocer el temario completo dale click aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.